Quantcast
31.7 C
Santo Domingo
jueves 23 marzo 2023

Muelas del juicio: cómo entenderlas y cómo se tratan

Las muelas del juicio son el tercer y último par de molares que la mayoría de las personas producen alrededor de los veinte años.

Son dientes que la mayoría de las veces crecen mal y crean diversos problemas, mientras que otras veces se inclinan hacia las muelas adyacentes.

También existe la posibilidad de que las muelas del juicio no se eleven en absoluto y permanezcan encerradas en la encía y / o la mandíbula o se eleven parcialmente (semicerradas).

Cuando la muela del juicio está semicerrada, las bacterias se acumulan entre la encía y el diente, provocando inflamación con dolor, hinchazón, rigidez de la mandíbula y malestar general.

Los dientes semicerrados también son mucho más vulnerables a la caries y la gingivitis porque, por su ubicación, es difícil que el cepillo de dientes llegue hasta ellos y limpie bien todas sus superficies.

En algunos casos de muelas del juicio oclusales, por la inclinación de la muela y el contacto con el molar ubicado directamente frente a ella, provocan la destrucción permanente del hueso que soporta el segundo molar, resultando en un problema periodontal.

También te puede interesar:
RD tiene equipos para detectar peste porcina en menos de 48 horas

Tratamiento

Debido a que la posición de la muela del juicio puede dificultar una correcta higiene bucal, se recomienda su extracción preventiva.

En otros casos se recomienda cortar la encía de alrededor de la muela cuando la muela y la cirugía puede lastimar el nervio de la mandíbula o está muy cerca o dentro del seno maxilar donde se puede proyectar dentro de este causando problemas de todo tipo.

Es importante que la extracción quirúrgica de las muelas del juicio se realice a una edad temprana, cuando aún no se ha completado el desarrollo de las raíces (lo que implica una operación más fácil), pero lo más importante es revisar que no haya provocado un daño permanente a los dientes y tejidos adyacentes.

La facilidad con la que el dentista o cirujano dental extraerá la muela del juicio depende de la ubicación del diente encerrado.

Una muela de juicio retenida puede aparecer parcialmente, de modo que se ve parte de la corona (retención parcial), o pueden no atravesar nunca la encía (retención total).

Si la muela del juicio se ha elevado completamente a través de la encía, se puede extraer con la misma facilidad que cualquier otro diente. Sin embargo, si la muela del juicio no se ha levantado y está encerrada en la mandíbula (retención total), entonces es necesario hacer una incisión en la encía y luego quitar la parte del hueso que está por encima del diente.

En cada caso particular se recomienda asistir con un especialista para una revisión específica para tomar acciones preventivas y correctivas en tiempo.

En colaboración con el Dr. Claudio Alvarez Minjares, quien es un Cirujano Dentista con consultorio privado en la colonia Polanco de la alcaldía Miguel Hidalgo de la Ciudad de México, realizó sus estudios como Cirujano Dentista en la Universidad Latinoamericana.

Síguenos en nuestro Facebook.

ADEMÁS
Descarga Nuestra App
En portada