Quantcast
25.5 C
Santo Domingo
miércoles 24 julio 2024

5 Recomendaciones para cenas saludables

La cena es una comida importante del día ¡No la obvies! Prepárate cenas nutritivas y saludables.

Por: Hermes Gudiñó

¿Te gusta cenar o eres de los que suprime esta comida por miedo a subir de peso?

Todas las comidas del día son importantes. Desde el desayuno hasta la cena y,  precisamente, la importancia de esta comida radica en que es la última del día, previa al descanso y al ayuno nocturno por el reposo que establecemos mientras dormimos.

Los alimentos que incluyes en tus cenas son claves para conseguir un sueño de calidad. Además, como posteriormente a la cena estamos en reposo, sin gastar más calorías que las que consume el sueño, es una comida clave para adelgazar.

Por eso, la cena debe tener algunas características particulares tanto en cantidad como en calidad de nutrientes

¿Cómo cenar conforme una dieta equilibrada? 

También te puede interesar:
Planificación, la clave para una dieta sana sin gastar de más

A continuación, te ofrecemos 5 recomendaciones para cenas más saludables.

  • Los ingredientes que debes usar para prepararla deberían ser nutritivos pero no cargados de energía. En este sentido, lo aconsejable es reservar los hidratos para desayunar y las proteínas para cenar. Es decir, podrías usar alimentos como pasta, arroz, legumbres u otros cereales integrales, pero en lo posible deberías evitar los azúcares. Entonces, lo ideal es no cenar frituras ni fiambres, embutidos, salsas, aderezos o cremas.
  • La cena debe ser de cantidad moderada y de alimentos sin complejidad que dificulta la digestión y altere la calidad del sueño. Por eso, es recomendable evitar comidas pesadas y cargadas de grasas así como también, no incluir en la cena fibra en exceso.
  • Incluye en tu cena: ensaladas, verduras, legumbres, yogur, frutas y sopas. Estos son los más recomendados para tener cenas saludables.
  • La bebida con la que acompañes tus cenas también es importante. No se recomienda consumir bebidas azucaradas, artificiales o refrescos junto con la cena. Suelen provocar malestares estomacales y flatulencias.
  • Por otro lado, el consumo sostenido de estas bebidas podría ocasionar, con el tiempo, problemas de salud. Reemplázase por agua
  • Procura cenar en un ambiente tranquilo que favorezca la digestión; masticar bien y comer despacio.
  • No te acuestes inmediatamente después de comer. Irte a la cama con el estómago lleno no ayudará a un buen sueño ni a una buena digestión
ADEMÁS