Quantcast
23.7 C
Santo Domingo
sábado 02 marzo 2024

Una tregua temporal en el conflicto Israel-Palestina con perspectivas y desafíos

“La guerra no determina quién tiene razón, sólo quién queda.”

Bertrand Russell

Por Maholi Albuez

Israel.- En el cuarto día de la tregua temporal entre Israel y Hamas, que ha detenido momentáneamente la violencia que ha caracterizado décadas de enfrentamientos, se espera con incertidumbre su expiración al finalizar el lunes. Ambas partes se preparan para un cuarto intercambio de rehenes, con Israel prometiendo extender la tregua por cada 10 rehenes adicionales liberados, y Hamas expresando su deseo de prolongar el acuerdo de cuatro días.

A pesar de la tregua, Israel reitera su compromiso de erradicar la capacidad militar de Hamas y poner fin a sus 16 años de gobierno en Gaza, posiblemente expandiendo su ofensiva hacia el sur. La liberación de 62 rehenes, principalmente mujeres y niños capturados durante el ataque del 7 de octubre, ha movilizado a los israelíes para exigir la devolución del resto y ha generado manifestaciones masivas.

Las familias de los rehenes acusan al primer ministro, Benjamin Netanyahu, de no hacer lo suficiente para traerlos de regreso. La presión creciente podría forzar a Netanyahu a ampliar la tregua y hacer concesiones adicionales a Hamas, aunque Israel está decidido a eliminar la amenaza del grupo armado.

Quizás te pueda interesar: Histórico alto al fuego entre Israel y Hamás brinda esperanza humanitaria en medio de la tragedia

Con más de 13,300 palestinos y más de 1,200 israelíes muertos desde el inicio de la guerra, la pausa en los combates ha traído alivio a Gaza, pero persisten duras condiciones. Aunque se incrementaron las entregas de ayuda, los supermercados y gasolineras están abrumados por multitudes buscando suministros básicos.

La tregua destaca la necesidad de una solución más permanente al conflicto Israel-Palestina, mientras la vida de miles está en juego y la presión internacional para extenderla se vuelve crucial. El sufrimiento persiste en Gaza, y la entrega de comida, agua y medicinas, aunque aumentada, sigue siendo insuficiente para satisfacer las necesidades humanitarias.

ADEMÁS
En portada