Quantcast
26.3 C
Santo Domingo
martes 16 agosto 2022

¡Sin palabras! Una bebé nació embarazada en Colombia

- Publicidad -
Patricia Chirinos / Color Visión

Redacción.- A los siete meses de embarazo, el médico alertó a Mónica Vega, la madre de la bebé de que había algo extraño en el feto.

El especialista le dijo que parecía ser un tumor o posible masa de grasa dentro de la bebé, pero en la ecografía se veían dos cordones umbilicales, uno estaba en la pancita de la pequeña.

Le advirtió que tendría que cuidarse mucho más hasta el término de su embarazo y de nacer su hija Itzamara tendría que preocuparse por atenderle y de ser posible, operarla.

Era un Fetus in fetu

Mónica estaba devastada, su miedo por no saber si su bebé vendría saludable o al menos si viviría no la dejaba ni dormir.

Sin embargo, luego de varios estudios y ecografías 3D los médicos descubrieron que la bebé llevaba en su barriguita otro feto con su propio cordón umbilical y rodeado de líquido amniótico. 

A este proceso se le conoce como ‘Fetus in fetu’ o gemelo parásito, que ocurre en uno de cada 500.000 a 1.000.000 de nacimientos en el mundo.

Los especialistas le dijeron a Mónica que no sabían la razón de este fenómeno, pero concluyeron que su embarazo empezó como un gemelar monocigótico biamniótico, el cual ocurre tras una aberración en el proceso de separación normal del cigoto.

Esto hacen que los gemelos permanezcan unidos y se desarrollan igual, mientras que el otro se encuentra atrofiado, en este caso, dentro de la barriguita de la bebé de Mónica.

¿Hay tratamiento?

El tratamiento para este fenómeno es siempre quirúrgico y cuando se detecta temprano permite mejorar el desarrollo del feto afectado.

Ante este diagnóstico, Mónica Vega decidió tener a la bebé por cesárea a las 37 semanas por consejo de los médicos, quienes le indicaron que luego de dar a luz realizarían el proceso con el feto dentro de la bebé.

“Estos dos bebés que se formaron, no se formaron de una manera simétrica; es un bebé que está embarazado de su hermano gemelo, que lo lleva dentro de su abdomen”, explicó el médico ginecobstetra Miguel Parra.

Entonces, los médicos explicaron que la bebita estaba «embarazada» de su propio hermano, quien solo desarrolló huesos y extremidades pero ni cerebro ni corazón.

“No tiene corazón, absorbe la comida directamente del corazón de su hermano a través del condón umbilical”, señaló Parra y agregó que “se han visto casos en los cuales se han diagnosticado en los 5 o 6 años como una masa muy grande en el abdomen porque esto sigue creciendo dentro del abdomen del niño”.

“y esto todavía es más raro porque ocurre 1 vez en un millón y ahí es cuando se forma el Fetus in fetus”.

Dr. Miguel Parra

Siguiendo los protocolos para manejar este caso, a Mónica se le realizó una cesárea para que el nacimiento de su hija se diera sin complicaciones; acto seguido, los médicos implementaron el mismo procedimiento en la recién nacida.

- Publicidad -
ADEMÁS
Descarga Nuestra App
En portada