Quantcast
30.9 C
Santo Domingo
martes 09 agosto 2022

Reino Unido aplaude al capitán Tom, héroe del confinamiento

- Publicidad -

[adace-ad id=»89127″]

El primer ministro Boris Johnson convocó el miércoles a los británicos a un aplauso nocturno en honor del capitán Tom Moore, héroe nacional que recaudó 33 millones de libras para la sanidad pública durante la pandemia, muerto a los 100 años. 

El fallecimiento el martes del anciano, que emocionó a todo el país durante el primer confinamiento y recientemente había dado positivo en la prueba del covid-19, provocó un aluvión de homenajes, desde la reina Isabel II hasta la Casa Blanca y las Naciones Unidas. 

El miércoles, los diputados británicos guardaron un minuto de silencio en la Cámara de los Comunes y Johnson instó al público a aplaudir al «capitán Tom y a todo el personal sanitario para los que recaudó fondos» a las 18h00 (locales y GMT). 

Moore «dedicó su vida a servir a su país y a los demás», dijo el primer ministro, alabando su «larga vida bien vivida». 

(Photo by Tolga Akmen / AFP)

Este veterano de la Segunda Guerra Mundial, que estaba a punto de cumplir 100 años cuando en marzo el Reino Unido entró en su primer confinamiento contra la pandemia, se fijó inicialmente el modesto objetivo de recaudar 1.000 libras para ayudar al servicio nacional de salud. 

Para ello, se comprometió a recorrer cien veces los 25 metros de su jardín antes de cumplir 100 años.  

Las imágenes del anciano con traje y corbata inclinado sobre su andador conmovieron al mundo, las donaciones se sucedieron y el veterano recaudó finalmente 33 millones de libras (42 millones de dólares al cambio de la epoca), todo un récord individual para una causa benéfica. 

También te puede interesar:
Vacuna rusa Sputnik V tiene una eficacia superior al 91%, según estudio

Su hazaña emocionó al país y se convirtió en una celebridad: recibió honores militares y decenas de miles de felicitaciones por su 100º cumpleaños, grabó una canción de gran éxito y fue nombrado caballero por la reina. 

Tras conocerse su fallecimiento, decenas de ramos de flores fueron depositados frente a su casa en Bedforshire, al norte de Londres. 

«El primer confinamiento fue muy difícil para todos, pero él nos subió la moral, nos animó a hablar entre nosotros y nos dio un tema de conversación. El confinamiento no era genial, pero él lo hizo especial», dijo a la AFP una vecina, Lucy Handley.

© Agence France-Presse / Color Visión

Síguenos en nuestro Facebook.

[adace-ad id=»89127″]

- Publicidad -
ADEMÁS
Descarga Nuestra App
En portada