Quantcast
29 C
Santo Domingo
viernes 19 abril 2024

Prisilla Rivera la gran historia de la Reina del Caribe | El Informe con Alicia Ortega

El Informe. Transmitido por Color visión en vivo

Por: Luz Colmenares / Color visión

Con 13 puntos anotados en su último encuentro como capitana de las Reinas del Caribe, Prisilla Rivera se despidió como los grandes: en su mejor momento y como jugadora más valiosa de la copa Norceca.

Tras 22 años de trayectoria profesional, Rivera no acepta el calificativo de ex voleibolista, asegurando que será voleibolista hasta el último día de su vida, aunque no esté dentro de la cancha.

22 años de trayectoria.

La selección fue mi vida y lo seguirá siendo, no estaré en la cancha como jugadora, pero si voy a estar allí, esa fue la familia que yo elegí y seguirán siendo parte de mi vida”. Fueron las palabras de Rivera al pensar en los años de trayectoria.

La ex jugadora de voleibol expresa que esos años de sacrificio, implicaron postergar la maternidad, los estudios universitarios, el compartir con amigos o familiares, el no tener tiempo para otras cosas; pues el deporte le demandaba muchas horas de dedicación diaria.

Es mucho sacrificio, exigencia y demanda. Son muchas lágrimas, pero también risas. Y al final, siempre vale la pena el esfuerzo. Cuando entiendes que no te representas a ti, sino a un país, eso te lleva a trabajar cada día más fuerte” dijo 

En su memoria, dijo, quedará su homenaje de despedida. Al respecto comentó, “quedará en mi corazón, me sentí amada y respetada por el pueblo dominicano. Yo tenía una idea aproximada del cariño de la gente, pero todavía no sé cómo expresar lo que siento. Si pudiera volver atrás lo haría otra vez, distribuyendo mejor mi tiempo, y dándole mayor calidad de tiempo a mi familia, pero lo haría otra vez”.

En su exitosa carrera, Prisilla Rivera fue galardonada con 14 reconocimientos que la catalogan como MVP del voleibol. Con muchas experiencias valiosas donde representó con gallardía la selección nacional, la ex capitana cree que se va sin deudas con el país, y con ella misma.  

Una vida luego del voleibol.

El retirarse de la selección, fue una decisión que Rivera había tomado tiempo atrás. En efecto, su retiro sería en 2020; motivado a que la ex jugadora tenía muchos planes personales.  

Para Rivera, luego de su acto de despedida, han sido días para digerir, reordenar y planear. Y es que tras años de tener una rutina establecida, donde el entrenamiento fue lo principal en su vida, la ex capitana de la selección dominicana de voleibol, se encuentra dándole sentido a su nueva vida.

El lunes me levanté como siempre para ir a entrenar, y cuando note que ya me había retirado, me quede como apagada. Como pez fuera del agua. El domingo yo me apague entre tanta emoción; y me di cuenta de que debía volverme a encender, volver a vivir” expresó.

También te puede interesar:
Recursos sin Control | El Informe con Alicia Ortega

Este proceso de adaptación, incluye verse fuera de la cancha en casa, sin su hija Megan, quien murió en febrero del año pasado. “Cuando eso pasó yo me desconecte totalmente de mi cuerpo, no comía, no hablaba, no atendía llamadas de nadie, solo estaba encerrada en una habitación. Un día fui al gimnasio, y así empecé a recuperar una parte de mi vida. Así como el deporte fue mi refugio cuando murió  mi padre a mis 15 años, lo fue tras la muerte de mi hija”, comentó.

Al respecto, la ex jugadora menciona que su hija era quien más la admiraba, quien más le exigía, y quien más le criticaba. De allí que, la emoción experimentada en su último juego, fue precisamente por la ausencia de su hija.

En adelante, para la ex capitana, vienen nuevos proyectos, como la búsqueda de otro hijo (a), la propuesta de ser parte del voleibol superior, entre otros.

Un mensaje a las próximas generaciones

Con base a su experiencia como jugadora destacada, Rivero deja un mensaje para las atletas de la selección, de las subcategorías y aquellas chicas que quieren adentrarse en el mundo del deporte:

“Bueno, basándome en mi  experiencia, no hay imposibles. Eso lo ponemos nosotros, si no tienes oportunidades tienes que crearlas. Los sueños son sueños hasta que decides abrir los ojos y luchar por lo que quieres.

Yo vengo de Villa Consuelo, un barrio bastante humilde donde yo vivía en una casita de madera con zinc; donde llovía más adentro que afuera. En mi casa no había patio, afuera tenía una discoteca y en la esquina se veían cosas malas. Yo salí como salí por la disposición, eso también es tener entereza y saber definir lo que tú quieres.  

Si tú quieres llegar a ser alguien en la vida, tienes que trabajar por eso. Tú no puedes estar sentado esperando que las cosas te caigan del cielo”.



¿Conoces nuestro Canal de Youtube? ¡Suscríbete!


ADEMÁS