in ,

Parasite marcó un hito en la historia de los Oscars

La película sur coreana se alzó con los más importantes premios que otorga la Academia de Cine en Hollywood. Logró ser la primera cinta en lengua no inglesa en ganar la estatuilla dorada como “Mejor película”.

La ceremonia de los Premios Oscars hizo un esfuerzo por reflejar las tendencias que deberían estar a la vanguardia en el mundo y de las que todos hablan: inclusión, diversidad e igualdad. Si examinamos el desarrollo del evento podremos encontrar detalles grandes y pequeños que avalan esta afirmación. Quizás entre los hechos más resaltantes destacan las estatuillas conquistadas por el filme “Parásitos”.

La película hizo historia al convertirse en la primera cinta de habla no inglesa en hacerse con el premio otorgado a la “Mejor Película”. En la historia de los premios Oscars sólo 11 filmes no hablados en inglés, han sido postulados en este renglón sin estar. Tan sólo seis habían estado nominados simultáneamente a “Mejor película extranjera”. Ninguno hasta ahora había logrado hacerse con el premio mayor, es decir “Mejor película”.

“Parásitos” además se alzó con la categoría “Mejor película extranjera” y con algunos de los premios más importantes que otorga la Academia de Cine de Hollywood: “Mejor director” y “Mejor guión original”.

Una historia sencilla con profundos significados

La cinta surcoreana dirigida por Bong Joon Ho, muestra una historia aparentemente sencilla que se convierte en un thriller que atrapa de principio a fin. Su trama cuenta la historia de una familia integrada por cuatro miembros, quienes viven en la pobreza y logran infiltran como empleados domésticos en una familia de clase alta.

En una entrevista anterior a la entrega de premios, el director de la cinta explicó que la idea del filme surgió de una experiencia personal.

“Cuando estaba en la Universidad trabajé temporalmente como tutor; tuve la oportunidad de enseñar a niños de una familia millonaria. Su casa fue algo que yo no imaginaba que existiera. Sentí que estaba infiltrándome, al mismo tiempo que recibía dinero por eso. De esa experiencia surgió la idea de Parásitos”, contó el cineasta sur coreano Bong Joon-ho.

En el fondo lo que “Parásitos” plantea son los marcados contrates que existen entre las clases sociales, como consecuencia de la desproporcionada distribución de la riqueza en el mundo.

Para el director, de esa polarización social prácticamente no se puede huir “porque afecta a todas nuestras interacciones. Intentamos ignorarlas porque nos incomodan, pero no hay manera.
Cuando nos presentan a alguien, de forma instintiva reparamos en la ropa que viste, en si su teléfono es de gama alta o si su reloj o su bolsa son caros. Y, si nos acercamos lo suficiente, incluso nos fijamos en cómo huelen. Todo, hasta nuestro olor corporal, es un asunto de clase”, expresó en una entrevista. ¿Habías pensado en esto?

Si aún no has visto Parásitos, ve al cine. Cuéntanos qué opinas de esta cinta ganadora de cuatro estatuillas doradas.

Resumen Informativo

Resumen Informativo del martes 11 FEB | Hoy Mismo

Óscar Medina dice que los “aguacates” son traidores sin vergüenzas | Hoy Mismo