Quantcast
23 C
Santo Domingo
lunes 06 febrero 2023

«Nadie está a salvo» en Afganistán tras asesinato de mujeres

[adace-ad id=»89127″]

Por Noorullah SHIRZADA / AFP

La indignación, la rabia y el miedo volvieron a ser ampliamente compartidos este miércoles en Afganistán, donde tuvo lugar el funeral de las tres jóvenes empleadas de una cadena de televisión asesinadas el día anterior.

Las tres mujeres, de entre 17 y 21 años, trabajaban en el servicio de doblaje de la cadena de televisión Enekaas en Jalalabad (este) y fueron asesinadas a tiros en dos ataques distintos tras salir de su oficina para regresar a casa a pie.

«He perdido a mi hermana. Hoy la entierro con todos sus sueños. Quería ir a la universidad, estudiar derecho», explicó a la AFP Rohan Sadat, hermano de Sadia Sadat, durante el funeral en Jalalabad.

Su primo Mohamad Nazif se pregunta «por qué atacan a jóvenes inocentes». Con 18 años, Sadia Sadat se incorporó a Enekaas «para ganar dinero y mantener a su familia», explicó a la AFP.

Los asesinatos selectivos de periodistas, jueces, médicos, políticos, religiosos y activistas de los derechos humanos son cada vez más frecuentes en los últimos meses en Afganistán.

Los medios de comunicación, y en particular Enekaas, han pagado un alto precio. En diciembre, una presentadora de la cadena, Malalai Maiwand, fue asesinada a tiros junto a su chófer en Jalalabad cuando se dirigía a su oficina.

También te puede interesar:
Grupo EI se atribuye asesinato de 3 empleadas de cadena de TV en Afganistán

Al menos nueve empleados de medios fueron asesinados desde principios de noviembre, según el Comité para la Protección de los Periodistas Afganos (AJSC).

«Tres chicas inocentes fueron asesinadas a plena luz del día en el centro de la ciudad», lamentó uno de sus compañeros, que pidió el anonimato.

«Esto debe terminar»

«Pero debemos continuar luchando contra la ignorancia. Lo único que pregunto a los talibanes es por qué nos matan», aseguró a la AFP. «El gobierno debe tomarse también la seguridad de los periodistas en serio».

Esta oleada de asesinatos llega después del inicio en septiembre en Doha de las negociaciones de paz entre los talibanes y el gobierno afgano, destinadas a poner fin a dos décadas de guerra.

El grupo Estado Islámico (EI) reivindicó la autoría del doble atentado del martes, al igual que de otros ataques anteriores.

Pero el gobierno afgano y Estados Unidos siguen culpando a los talibanes de los asesinatos selectivos, a pesar de que éstos rechazan la acusación.

© Agence France-Presse / Color Visión

Síguenos en nuestro Facebook.

[adace-ad id=»89127″]

ADEMÁS
Descarga Nuestra App
En portada