in ,

Miles en atraso – El Informe con Alicia Ortega

El Informe con Alicia Ortega. Transmitido por Color vision en vivo

Según los últimos reportes del Servicio Nacional de Salud, los casos positivos de COVID-19 incrementan de manera vertiginosa; y es visible como el índice de positividad actual ha ascendido desde los comicios electorales, de un 21% a un 35 %. Paralelo a ello, la toma y procesamiento de muestras ha representado un desafío para el país, donde hay miles de ellas esperando a ser sometidas al despistaje de COVID, por falta de maquinaria automatizada y personal calificado para este fin.

Tras realizar una visita a las instalaciones del Laboratorio Nacional, se constató que el procesamiento de las muestras amerita trabajo manual en muchas de sus fases; como por ejemplo la digitación de los datos del paciente, el rotulado de cada tubo de muestras, el vaciado de cada una, el mapa de ruta que identifica la muestra, el vaciado de los reactivos, así como muchos otros. Esta situación indudablemente demanda mucho tiempo y disminuye la eficacia de la institución para dar respuesta; pues se deduce que entre la cantidad de pruebas recibidas por el laboratorio y las procesadas, hay una brecha de al menos 13000 muestras.

Perspectiva del personal

La Dra. Edelmira López, directora del Laboratorio Nacional expresa que, a inicios de marzo, contaban solo con 4 personas en el área de procesamiento de pruebas COVID, lo que impulsó la creación de un grupo más amplio de especialistas para reducir la cantidad de trabajo y cansancio en el personal. De ello, surgió un equipo de 12 bioanalistas que actualmente están realizando esta tarea.

A pesar de ello, la demanda de muestras excede la capacidad de este equipo; pues en el laboratorio se procesan alrededor de 658 muestras diarias, mientras se reciben de 2000 a 2900 muestras provenientes de todo el país. Muchas de la bioanalistas comentan que han tenido que implementar nuevas técnicas para hacer el proceso más rápido, así como también, han tenido que laborar horas extras, en horarios nocturnos y fines de semana para avanzar en el procesamiento de las muestras que se encuentran atrasadas, pero ameritan de equipamiento automatizado y personal calificado que agilice todo el proceso.

Además, las entrevistadas reportan sentirse atacadas e incomprendidas cuando se realizan señalamientos contra el Laboratorio Nacional, pues sienten que es desestimado el gran esfuerzo que realizan diariamente trabajando con lo que tienen; añaden también que, muchas de ellas no descansan adecuadamente, deben sortear sus responsabilidades en la institución con otros trabajos, y no cuentan con tiempo de esparcimiento con sus familias.

También te puede interesar:
Colapso en el Gran Santo Domingo – El Informe con Alicia Ortega

Por otra parte, las entrevistadas también señalan la importancia de concienciar a la población acerca del seguimiento de las normas de bioeguridad establecidas por el Sistema Nacional de Salud, pues la inconciencia del colectivo y los consecuentes contagios, acarrean mayor carga para todo el personal de salud.

Avances del Servicio Nacional de Salud

Al respecto de esta situación, el ministro de salud, Dr. Rafael Sánchez Cárdenas comenta que, se han adquirido insumos para procesar al menos 10000 muestras; asimismo, han obtenido nueva maquinaria para la automatización de la extracción de muestras y se está reformando el ministerio de salud a través de proyectos de informatización. En relación con el personal calificado que demanda el Laboratorio Nacional, el ministro expresa que el equipo actual fue constituido para formar grupos de trabajo que pudiesen laborar las 24 horas recibiendo lo incentivos de lugar.


Devastación en medio de la pandemia – El Informe con Alicia Ortega


¿Conoces nuestro Canal de Youtube? ¡Suscríbete!


Pujols

Pujols pega jonrón 658; Senzatela lanza sólido; Céspedes abandona temporada

“Que nadie sueñe que habrá un procurador general independiente”: Dany Alcántara | Hoy Mismo

“Que nadie sueñe que habrá un procurador general independiente”: Dany Alcántara | Hoy Mismo