Quantcast
23.6 C
Santo Domingo
domingo 21 abril 2024

Javier Milei (II),Entre la locura y la cordura

A lo largo de la campaña se ganó el apodo de “el loco”, debido a su incontinencia verbal, producto supuestamente de traumas durante su infancia.

Él se autodenomina “el león”, posiblemente por su dominio excepcional del tema económico

¿Cuál de las dos facetas predominará en la dinámica de su gobierno?

Por: Jolguer Rodríguez Costa

Con base en la trayectoria del presidente electo de Argentina en el área económica, no cabría la menor duda de que, en la práctica, sería garantía de un arreglo relativamente rápido y sustancial de la maltrecha economía nacional.

Javier Gerardo Milei, es licenciado en Economía; posee dos maestrías; ostenta un doctorado Honoris Causa; ha impartido seis cátedras en universidades de su país y del exterior. Ha dado conferencias por todo el mundo y publicado 11 libros. Se ha desempeñado como alto ejecutivo de instituciones financieras. Y en marzo de 2021, junto a su colega Gloria Álvarez, batió el Record Guinness al impartir a través de la Internet una clase de economía a 10.000 personas: la mayor en la historia (el record anterior había convocado a 3 mil participantes).

Pero queda la incógnita de su temperamento, que podría representa una barrera para su gestión. ¿Podrá congeniar y lograr acuerdos con sectores claves y de otras corrientes políticas?

Recientemente, el presidente electo confesó los malos tratos que sufrió durante su niñez por parte de sus padres. Palizas, insultos, bullying y el consecuente distanciamiento de sus progenitores pudieron influir en la inflexibilidad que hoy demuestra a flor de piel..

“Mi papá me ponía en situaciones muy complicadas para que reprobara los exámenes”, dijo. Pese a todo, sucedió lo inesperado, lo contrario a la mayoría de estos casos: terminó la carrera de Economía en la Universidad de Belgrano con un promedio de 9.43. “Para mi, ellos (padre y madre) no existen”, sentenció.

Ayer, este vía crucis existencial forjó un carácter desafiante y temerario. Hoy, ¿brotarán resentimientos ocultos en detrimento de su propio gobierno y el país?

Amanecerá y veremos.

También te podría interesar Javier Milei, la motosierra en el cuello de la izquierda

ADEMÁS