Quantcast
23.8 C
Santo Domingo
lunes 08 agosto 2022

¡Emotivo! Familia adopta a abuelito de 108 que vivía en la calle

- Publicidad -
Por: Patricia Chirinos

Sus hijos lo despojaron de su casa y lo echaron a la calle, donde pasaba sus días recogiendo latas y todo lo que conseguía.

Dormía en una plaza en la ciudad de Torreón. No comía más que solo migajas, sus días eran un calvario. La situación de Felipe Reyes, de 108 años de edad, era critica, pues aparte de ser indigente, no podía caminar por su dolor en las articulaciones.

Con lo poco que conseguía vendiendo botellas y otros objetos que recogía de la basura a penas sobrevivía cuando fue encontrado por Karla delgado y su familia.

Lo ayudaron y cambiaron su vida para mejor.

Una historia conmovedora

Karla lo encontró en la calle, le tomó una foto y la publicó en su muro donde escribió que la situación de don Felipe le rompió el corazón.

“Él iba caminando con su bolsita de botellas, no dudé en regresarme y ofrecerle una bebida. Él acepta, porque el sol estaba muy fuerte. Lo subo al auto, le digo que dónde se queda y me dice que en una plaza debajo de una palma muy grande”, narró.

También te puede interesar:
¡Conmovedor! Rescata a hombre de la calle y le regala un día de lujos

Antes de que Don Felipe bajara de su vehículo, Karla le dio los últimos 5 dólares que traía en su cartera. El abuelito le agradeció el gesto diciéndole que gracias a ella, ahora tenía para comprar refresco y un pan.

Una cena con la familia

Más tarde, los primos de Karla, Liliana y su esposo, Jorge, se comunicaron con ella para ayudar al hombre.

Entonces, lo fueron a buscar esa tarde, le ofrecieron un baño y prepararon una cena con la familia.

Esa noche, después de la cena, Don Felipe durmió en un hotel con buena cama. Liliana y su esposo, le buscaron asistencia de las autoridades municipales a través de Jorge, quien es policía de la ciudad.

Al día siguiente, Don Felipe fue trasladado a un albergue municipal donde ha recibido atención médica, alimentos, bebidas y convive con más adultos mayores, además de contar con un lugar digno donde dormir.

Karla y su familia siguen pendiente de él, y espera que la historia de Don Felipe le permita ayudar a otras personas mayores que se encuentran sin techo en su localidad.

Síguenos en nuestro Facebook.

- Publicidad -
ADEMÁS
Descarga Nuestra App
En portada