in ,

Ana de Armas y Jennifer López brillan en la alfombra de los Globos de Oro

LOS ÁNGELES .- Las actrices latinas Ana de Armas y Jennifer López, ambas nominadas, destacaron esta domingo en la alfombra roja de los Globos de Oro, sobre la que también desfilaron Antonio Banderas, Scarlett Johansson, Leonardo DiCaprio, Brad Pitt y Jennifer Aniston, entre otras estrellas.

De Armas, nominada a mejor actriz de una comedia o musical gracias a su papel en “Knives Out”, fue una de las primeras estrellas en llegar al Hotel Beverly Hilton de Beverly Hills en Los Ángeles (EE.UU.) con un brillante vestido morado, de palabra de honor y falda con vuelo, que acaparó elogios en las redes sociales.

Incluso la propia organización de los Globos de Oro alabó el estilo de la actriz hispanocubana desde su cuenta oficial de Twitter, sobre la que dijo que “Ana de Armas está absolutamente brillante en ese vestido y no podemos mentir”.

De Armas podría ganar esta noche el premio a la mejor actriz de una comedia o musical gracias a su papel en “Knives Out”, aunque tendrá que derrotar a Awkwafina (“The Farewell”), Cate Blanchett (“Where’d You Go, Bernadette”), Beanie Feldstein (“Booksmart”) y Emma Thompson (“Late Night”).

También recibió atención de los focos y numerosos comentarios Jennifer López, candidata a mejor actriz de reparto por “Hustlers”, que apareció con un gran vestido dominado por un imponente lazo en color dorado, verde y blanco que emulaba el envoltorio de un regalo navideño.

Por su parte, el español Antonio Banderas fue de los últimos en llegar con un traje blanco a la ceremonia, en la que aspira al Globo de Oro a mejor actor dramático por “Dolor y Gloria”, cinta sobre la que valoró su “buena trayectoria”, tanto en el circuito audiovisual europeo como en la crítica norteamericana, aunque admitió que esta noche “podría pasar de todo” porque todos los candidatos “se lo merecen”.

“Es un personaje que no habla en lengua inglesa, la primera vez que eso ocurre, estoy contento y satisfecho pero además es el segundo año consecutivo que estoy nominado”, valoró ante el micrófono de Efe Banderas, apenas minutos antes de que la gala comenzase.

“El hecho de que se vayan repitiendo estas nominaciones, la quinta en mi carrera, de haberme mantenido vivo durante tantos años y, sobre todo, después de lo que me pasó hace tres años haberme podido recuperar incluso con más fuerza… Ha sido muy significativo para mí este año”, detalló el actor enfundado en un traje blanco con pajarita negra que contrastaba con la oscuridad de otras propuestas.

Sobre “Dolor y Gloria” también habló su director Pedro Almodóvar, quien opinó que su película “ha enganchado porque cada vez se hacen menos películas para el público adulto que hablen de problemas reales que padecemos o gozamos los seres humanos”.

“Dolor y Gloria” competía esta noche contra “Parasite” (Corea del Sur), que se llevó el galardón a mejor película extranjera, un apartado que completaban la estadounidense “The Farewell” (que combina inglés y chino mandarín) y las francesas “Les Misérables” y “Portrait de la jeune fille en feu”.

Almodóvar también alabó a “Marriage Story”, la cinta de Noah Baumbach que parte como favorita en estos Globos de Oro con seis nominaciones, y que puso como ejemplo del cine que permite a los espectadores “identificarse con los problemas con una madre, un amante, o la enfermedad, que son elementos comunes sobre los que todos sabemos algo”.

Antes, el director Baumbach explicó que su obra es “una historia íntima pero también romántica y no hay nada más grande que una historia de amor, porque puede convertir nuestras vidas ordinarias en épicas”.

La estrella televisiva Phoebe Waller-Bridge, que ha arrasado por su papel en la comedia “Fleabag”, también acaparó miradas por su complicidad y actitud desenfadada en la alfombra roja junto a Andrew Scott, el coprotagonista de la serie y cuyo papel de cura enamorado ha sido uno de los más comentados de la temporada.

Por: Agencia EFE| Noticias SIN

Ellen DeGeneres elogia “el poder” de la televisión en los Globos de Oro

Samsung presenta un televisor vertical en el que ver contenidos para el móvil