Quantcast
32.2 C
Santo Domingo
miércoles 28 septiembre 2022

5 razones por las que el 2020 dio esperanza a muchos a pesar de todo

[adace-ad id=»89127″]

El año 2020 sin duda será recordado como uno de los años más inusuales de nuestra vidas. En nuestra memoria quedarán imágenes de pocas personas caminando en las calles o de mucha gente intentando escapar del confinamiento a todo riesgo.

Así de como de hospitales atestados de pacientes con deficiencia respiratoria y médicos exhaustos procurando salvar muchas más vidas. Aún y con todo eso, te invitamos a ir contracorriente y pensar en los motivos de esperanza que el año le dio a muchos.

Pregúntate,  ¿ocurrieron también cosas buenas que pudimos haber pasado por alto?

Para averiguarlo, te dejamos acá las 5 razones por las que, a pesar de la tragedia, el 2020 pudo darle esperanza a muchos.

¿Cuál fue la esperanza del 2020?

La académica y escritora estadounidense, Rebecca Goldstein, asegura que el camino también le ha dejado motivos para creer en la humanidad, en el poder de la compasión y en la ciencia.

También te puede interesar:
¿Qué diferencia hay entre las vacunas de Pfizer y Moderna?

Y nos regala sus motivos:

  • Mi primer motivo parecerá paradójico: 2020 nos dio esperanzas porque nos ha obligado a prestar atención a algunos de los aspectos más oscuros de nuestra sociedad.
  • Los científicos han puesto su experiencia en marcha a toda máquina para entregarnos una vacuna en menos de un año.
  • La responsabilidad que las personas han asumido entre sí durante la pandemia, tratando de mantenerse a salvo, observando las pautas médicas de usar mascarillas y mantener la distancia física o informando de inmediato a todos sus contactos tan pronto como se enteren de que han estado expuestos al coronavirus.
  • Más allá de la responsabilidad básica hacia los demás, todos hemos sido testigos del coraje de innumerables trabajadores, algunos de los cuales vemos en nuestros hospitales y clínicas, nuestras oficinas de correos, escuelas y tiendas de comestibles, y muchos de los cuales nunca vemos, pero que continúan arriesgándose a contraer una enfermedad mortal para que todo siga funcionando para el resto.
  • Es natural dar por sentadas las cosas buenas de nuestra vida. Después de todo, son las cosas que necesitan cambiar las que requieren nuestra atención. Sin embargo, un año como este nos ha enseñado lo importantes que son muchas de las cosas que tendemos a pasar por alto.
  • En lo más alto de la lista para la mayoría de nosotros están nuestras interacciones sociales. Vivimos en una sociedad competitiva que a veces puede camuflar cuánto nos necesitamos y amamos los unos a los otros.

Fuente: Rebecca Goldstein / BBC

Síguenos en nuestro Facebook.

[adace-ad id=»89127″]

ADEMÁS
Descarga Nuestra App
En portada