in

5 consejos para vestir de Navidad tus habitaciones

El espíritu festivo propio del mes de diciembre, también se demuestra decorando tu hogar. Asegúrate de seguir estos consejos para que le abras las puertas a la Navidad con buen gusto

¿Te gusta la Navidad? Seguro te agrada como esta época del año se huele, se siente, se ve expresada como símbolo cultural en todo el mundo a través diversas formas de celebración.
Una de las tradiciones navideñas más arraigadas en el planeta, es vestir las ciudades y las casas con los elementos decorativos que caracterizan el mes de diciembre.

El árbol de Navidad, la representación del humilde lugar de nacimiento del niño Jesús, luces, bambalinas y muñecos de nieve, son sólo algunos objetos decorativos que nos alegrarán la vista y acrecentarán el entusiasmo por la próxima celebración de Navidad y Año Nuevo. La decoración navideña, es una de las maneras más evidentes de mostrar el espíritu festivo y la alegría navideña. Por lo que es habitual que los adornos navideños invadan casi cada rincón del hogar.

Si eres de quienes viven la Navidad intensamente y para experimentar al máximo esta época, necesitas vestir tu casa con los estilos, colores y aromas que hablen de diciembre y sus fiestas, sigue leyendo para que apliques estos consejos en la decoración de tu hogar.

1. Elige pocos colores. Cuando se trata de decoración navideña, hay tantas opciones y estilos que no podemos evitar emocionarnos, mezclarlos hasta obtener un resultado un tanto confuso ¿Te ha ocurrido? Para evitarlo, te aconsejamos elegir sólo tres colores que armonicen entre sí. El verde y rojo combinados con blanco o dorado, siempre dan resultados clásico y elegante.

2. Pregúntate: ¿Qué es lo que quiero transmitir? La decoración es algo que nos identifica, que habla de nosotros como personas y de la forma en la que asumimos las fiestas decembrinas. Por eso antes de decorar, interrógate respecto a la impresión que quieres causar, con quién y cómo deseas compartir estas fiestas especiales.

3. El árbol: elemento imprescindible. El árbol de Navidad es un símbolo por excelencia de las fiestas decembrinas. Los hay verdes o blancos; naturales o artificiales; tupidos o más bien con ramas desprovistas de cobertura. Lo cierto es que puedes marcar la diferencia si lo decoras con creatividad. Puedes lograrlo guardando armonía entre las luces, bambalinas y adornos. No tienes que dejar fuera las piezas ornamentales de otras navidades, para colocarlas sólo deben estar en buen estado.

4. Decora con plantas. Las plantas son sin lugar a dudas un elemento clásico en la decoración de los espacios; tienen la cualidad de cambiar instantáneamente los ambientes y brindar calor de hogar. Colocar en tu casa flores de Navidad o muérdago, harán la diferencia.

5. Escoge los espacios a decorar. No todos los espacios de tu casa deben estar vestidos de navidad, aunque las tendencias y el mercadeo digan lo contrario. Sabemos que la Navidad te encanta, pero para denostarlo no es necesario saturar todos los espacios con decoración alusiva. Elige los ambientes a decorar y el resto de tu hogar limítate a colocar detalles que hablen de las fiestas.

Niños con obesidad tienen mayor riesgo de muerte prematura

¿Quieres comer en Navidad sin perder la línea? Sigue estos 5 consejos