in

5 Consejos para cuidar de tus oídos

Seguro no prestas mucha atención a tu salud auditiva. Pero este es un error. La discapacidad auditiva puede prevenirse con prácticas muy sencillas.

Más de 466 millones de personas padecen pérdida auditiva (oidos) discapacitante en el mundo. De este grupo, aproximadamente 34 millones son niños. Según la Organización Mundial de la Salud, en los años venideros este número global se incrementará: se estima que 900 millones de personas sufrirá pérdida auditiva para 2050.
¿Te parece alarmante? Lo es. También lamentable, si consideramos que podría estar en nuestras manos revertir el pronóstico de la OMS. Esto debido a que el 60 por ciento de los casos de pérdida de audición en niños, podría prevenirse; mientras que evitar la exposición indiscriminada al ruido, disminuiría el riesgo de pérdida de audición de 1100 millones de jóvenes, con edades entre 12 y 35 años.
El resto de los casos de pérdida auditiva deriva de causas que no pueden ser controladas: genéticas, complicaciones al momento del nacimiento, el uso de fármacos, enfermedades crónicas, envejecimiento, entre otros motivos.

¿Qué hacer para prevenir la pérdida de audición?

Sufrir de sordera o pérdida de audición moderada, grave o profunda, trae consecuencias de índole funcional o social. Ambas plantean la incapacidad de comunicarse cabalmente con el entorno y podrían derivar en el fracaso escolar, el aislamiento y la frustración de quien la padece.
Todos los sentidos con que estamos dotados son importantes para desarrollarnos como individuos e interactuar en la sociedad. Cuidarlos es una obligación
Por eso queremos darte estas recomendaciones para que aprendas a cuidar de tus oídos.

1. Usa los audífonos o auriculares a volumen moderado. ¿Disfruta de la música a alto volumen? ¿Para escucharla prefieres auriculares o audífonos? Sin saberlo, podrías estarte condenando a sufrir discapacidad auditiva. Si vas a usar los audífonos para oír música, es recomendable que lo hagas a volumen moderado. Esto aplica también para a ver televisión, oír la radio o equipos de sonido.

2. Protege tus oídos, si trabajas en ambientes con fuertes ruidos. Un ejemplo común de ambientes laborales donde los oídos deben estar protegidos son los aeropuertos. Si en tu trabajo hay una alta contaminación sónica usa tapones o cascos aislantes de sonido.

3. Limpia de forma correcta tus oídos. No uses bastones de algodón para limpiar tus oídos, ni retires el cerumen que se produce dentro para protegerlos de la irrupción de cuerpos extraños. Limítate a limpiar la oreja con agua y jabón cuando te estés duchando. Después solo sécalas suavemente con una tolla.

4. Evita golpes en la oreja. Los golpes secos en la oreja pueden causar severos daños en la estructura interna del oído. Podrían ocurrir si practicas deportes de contacto o si sufres agresiones como golpes con la palma de la mano abierta en la oreja.

5. Consulta al médico especialista. Si padecen tapones de cera o presentas alguna anomalía en tus oídos, consulta enseguida al otorrinolaringólogo. A partir de los 50 años de edad, deberás someterte a revisiones periódicas por parte de este especialista, pues es posible que comience un declive natural de la función auditiva.

¿Habías pensado en la necesidad de cuidar de tus oídos? Ahora sabes cuán importante es

@colorvisionc9

Germán se estrena líder de triunfos; Quintana manda serpentina de calidad

Dejar de fumar con estos 5 consejos