Quantcast
27.1 C
Santo Domingo
jueves 18 julio 2024

Feminización de la pobreza: 340 millones de mujeres y niñas en riesgo para 2030

Este fenómeno, conocido como la feminización de la pobreza, revela desigualdades sistémicas que afectan a mujeres globalmente.

Por: Maholi Albuez

Las impactantes imágenes de crímenes de guerra en Israel y los Territorios Palestinos Ocupados nos obligan a confrontar una realidad desgarradora. En medio de estos horrores, otro conflicto persiste: la feminización de la pobreza. A través de años de investigación de cerca la situación en todo el mundo, evidencia cómo la pobreza tiene un rostro femenino.

A pesar de los avances hacia la igualdad, Naciones Unidas proyecta que 340 millones de mujeres y niñas permanecerán en pobreza extrema para 2030. Este fenómeno, conocido como la feminización de la pobreza, revela desigualdades sistémicas que afectan a mujeres globalmente.

La brecha laboral y de ingresos persiste, con las mujeres ganando solo el 51% de lo que ganan los hombres a nivel mundial. La pandemia de COVID-19 exacerbó esta desigualdad, evidenciando la urgencia de abordar estas disparidades. Además, el acceso limitado de las mujeres a la propiedad, finanzas y empleo de calidad contribuye al círculo vicioso de la pobreza.

El informe de ONU Mujeres y UNDESA destaca la conexión entre género y pobreza, señalando que más de 236 millones de mujeres y niñas enfrentarán hambre para 2030. La discriminación persistente y la falta de derechos económicos perpetúan esta crisis.

La feminización de la pobreza también se entrelaza con el cambio climático, amenazando con sumir a más de 158 millones de mujeres y niñas en la pobreza. Es imperativo tomar medidas urgentes para evitar esta catástrofe.

Sin embargo, hay esperanza. Con esfuerzos concertados entre gobiernos, empresas y la sociedad civil, podemos poner fin a la feminización de la pobreza. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) marcan el camino hacia la igualdad, subrayando la necesidad de 360,000 millones de dólares adicionales anuales para lograr la igualdad de género.

En palabras de la ONU, la igualdad de género no es solo un derecho humano fundamental, sino un pilar esencial para construir un mundo pacífico, próspero y sostenible. Es hora de actuar de manera decisiva y colectiva para romper el ciclo de la feminización de la pobreza y construir un futuro más equitativo para todas las mujeres y niñas del mundo.

ADEMÁS