in ,

Vivienne Westwood, la reina punk quiere cambiar el mundo con 80 años

Vivienne Westwood
Foto: Referencial
POR: NOTICIAS SIN/ INTERNACIONAL

Londres.- La diseñadora y activista británica Vivienne Westwood ha hecho siempre «lo que le ha dado la gana». Esa rebeldía, que le valió el título de «reina del punk», perdura incombustible a sus 80 años -que cumple este jueves- con el objetivo de cambiar el mundo, ya sea a través de su ropa o de sus acciones.

Nació como Vivienne Isabel Swire en 1941 en Derbyshire (centro de Inglaterra) con una «gran pasión por conocer y entender su alrededor, y con un gran sentido de la injusticia en el mundo» provocado por la Segunda Guerra Mundial, explica en una entrevista con Efe el hijo de la diseñadora, Joe Corré.

«Cuando era pequeña, vi un cuadro de la crucifixión de Cristo y me cambió la vida», cuenta la diseñadora en el documental «Vivienne Westwood: punk, icon, activist». Aquella visión le hizo sentirse «engañada» porque sus padres no le habían contado el final del «niño Jesús». Desde entonces, decidió «averiguar las cosas» por sí misma.

Para Corré esa es, precisamente, la definición de «punk» que le transmitió su progenitora. «El punk es investigar las cosas por ti mismo, lo que crees que está pasando, y no aceptar solo el ‘statu quo’ ni la hipocresía». Y Westwood plasmó esta idea en su ropa desde los 11 años.

Animada por su profesor, se mudó a Londres con 17 para estudiar en una escuela de arte, que abandonó a los tres meses para hacer Magisterio y tener más salidas profesionales. «Si no consigo ser artista, podré ser profesora», pensó Westwood.

También te puede interesar:
¡Es niña! Natti Natasha y Raphy Pina revelaron sexo de su bebé

Una madre fuera de serie

Corrían los años 60, y a ritmo de ‘rocanrol’ la británica conoció a su primer marido, Derek Westwood, con quién tuvo a su primogénito, Ben, y del que se separó al poco tiempo, cuando conoció a Malcolm McLaren, el manager de los Sex Pistols y padre de su segundo hijo, Joe Corré.

«Vivienne no fue particularmente maternal, ni una mujer convencional que hiciese la cena y la comida cada día y te preparase el almuerzo para ir al colegio. Nunca pasó nada de eso, eso no es Vivienne», confiesa Corré.

Aun así, se siente «bendecido» por tener una madre como Westwood, que tanto a él, como a su hermano Ben, les otorgó una «gran independencia y responsabilidades» desde pequeños, cuando disfrutaban al cocinar y hacer la colada en la casa familiar.

Síguenos en nuestro Facebook.

Angela Merkel

Merkel apoya aplicar un “confinamiento corto” en Alemania

De ahí no va a salir nada, dice Óscar Medina de la Comisión de Reforma Policial | Hoy Mismo

De ahí no va a salir nada, dice Óscar Medina de la Comisión de Reforma Policial | Hoy Mismo